Cartas de amor largas

Rafael Enrique Cárdenas
Rafael Enrique Cárdenas

¿Quieres ideas de cartas de amor largas para expresar de la forma más hermosa lo que guardas en tu corazón? Entonces no te pierdas las que a continuación te mostramos.

NAVEGACIÓN RÁPIDA

Carta 1

Mi corazón rebosa de felicidad por ti y eso es algo que no puedo ocultar. Mi sonrisa, mi mirada, mi temblar, mi sonrojo, todo eso me delata y le dice al mundo lo mucho que te quiero, y aunque al principio trataba de ocultarlo, hoy ya no lo hago.

Y es que he descubierto que cuando estamos enamorados se vive mejor, pues se tiene esperanza y un poderoso motivo para enfrentarse a la vida con decisión, determinación y valor. Así que ha dejado de importarme que el resto de la gente se dé cuenta de lo que siento por ti.

A partir de ahora viviré con total sinceridad, no ocultaré mi sonrisa mi mirada, ni mis palabras enamoradas, dejaré que todo fluya libremente y me dedicaré a ser feliz a tu lado, disfrutando cada uno de los momentos que la vida nos regala.

Todo eso lo haré aunque mis amigas digan que parezco una tonta enamorada, que no pongo los pies en el suelo o que estoy todo el tiempo distraída. Ellas son casi mis hermanas y las quiero mucho pero tú eres el amor de mi vida y a ti te quiero sin medida.

Carta 2

Esta carta de amor te la escribo desde lo más profundo de mi corazón para recordarte lo mucho que te quiero y lo mucho que vales para mí.

Tú le abriste a mi vida una nueva puerta que me transporta a un lugar lleno de ilusiones y afecto sincero. Así qué ¿cómo podría yo no quererte? Sería una insensatez de mi parte no hacerlo. Por eso, quiero que sepas que te quiero, te adoro y en definitiva te amo. Te amo de la forma más linda, te amo con pureza, te amo a corazón completo.

Sé que en ningún otro sitio encontraré lo que tú me das ni me sentiré tan bien como me siento a tu lado y cuando nos unimos en un abrazo de esos que alejan al mundo y nos dejan solo a nosotros dos en medio de la calle.

Y es que cuando estamos juntos, todos los demás carecen de importancia y se convierten en simples extras de nuestra película de amor, una película con final feliz en la que nosotros somos los protagonistas.

Carta 3

Anoche tuve un sueño en el que estabas tú e ibas caminando hacia mí vestida de blanco, en medio de muchas flores amarillas y cobijada bajo el cielo más azul que he visto en mi vida. Al poco tiempo entendí de que se trataba, era el día de nuestra boda. Ambos nos dijimos que sí y justo cuando llegó el momento del beso me desperté.

Por eso aquí me tienes, con esta carta y con unas inmensas ganas de comprobar que la realidad es mucho mejor que cualquier sueño, así que vengo a preguntarte si te gustaría llegar hasta el final.

Es decir, quiero saber si te gustaría que convirtamos mi sueño en una realidad, si quieres caminar bajo un cielo increíblemente azul, si quieres decirme que sí frente al altar, y sobre todo si quieres dejarme besar tus labios sin pensar en que despertaré y no podré hacerlo.

Carta 4

Son muchas las parejas que se prometen fidelidad y amor eterno, hacen juramentos ante mucha gente pero todo lo que se dicen terminan siendo palabras vacías, pues en realidad no están dispuestos a cumplirlas.

Por eso, yo no te haré promesas, no es mi estilo, prefiero más bien demostrarte con hechos que mi amor hacia ti es incondicional, que pase lo que pase me mantendré a tu lado amándote hasta el final.

A ciencia cierta nadie sabe lo que deparará el futuro, pero yo quiero que sea lo que sea que venga nos encuentre juntos, caminando el mismo camino, siguiendo el mismo sendero con nuestras manos entrelazadas y nuestros ojos mirando en la misma dirección.

Así que sin hacer promesas de futuro, te demostraré que yo sí sé quedarme, amarte y luchas contra el mundo entero por ti.

Carta 5

No tengo un auto de lujo, no tengo una mansión y no tengo una gran cantidad de dinero en el banco, pero hay algo que si tengo: un amor profundo e intenso hacia ti y las ganas de hacerte la mujer más feliz del mundo.

Para el mundo vales solo por lo que tienes o por lo que aparentas tener, pero para amar se vale por lo que se tiene en el corazón. Pues mi corazón está lleno de muchas cosas que hoy quiero regalarte: amor, cariño, paciencia, ternura, comprensión, empatía, bondad, respeto, fidelidad y lealtad.

Claro, sé que en una relación también debe existir la parte material y aunque no he hablado de eso, puedes estar tranquila, pues mis padres me enseñaron a trabajar, a hacer con mis manos todo lo que sea bueno para poder construir una familia. Así que aunque conmigo no tendrás riquezas, haré todo lo posible porque te sientas la princesa de nuestro cuento de hadas e incluso tengas un castillo, modesto pero repleto de amor.

Además te ofrezco esto: desayunos con buen humor, noches llenas de besos, viernes de bailes bajo la luna, sábados de compras y domingos de estar todo el día en pijamas viendo series o películas románticas de esas que tanto te gustan acompañados por supuesto de una pizza de anchoas aunque yo la deteste.

Si por fuera de mi oferta estoy dejando algo que te apetezca, quizás un plan para cada día del resto de la semana, no dudes en decírmelo y lo incluyo sin mucho pensar, porque todo lo que quiero es complacerte, hacerte sentir feliz y amada.

Esta ha sido nuestra selección de cartas románticas largas, y seguramente alguna de ellas expresa a la perfección eso que tanto quieres decir a la persona que amas o a la que quieres conquistar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *